ALIMENTOS PARA LOS OJOS

El ojo es uno de los órganos más sorprendentes por su admirable precisión  y su elevado rendimiento.

Todos los músculos del ojo se hallan en continuo movimiento para realizar tres funciones simultáneas necesarias para la visión.

 

  • Exploración del campo visual.
  • Apertura y cierre de la pupila según la cantidad de luz.
  • Modificación de la curvatura del cristalino según la distancia del objeto, de forma que este se vea nítido.

Simultáneamente a todo ello, el ojo está enviando información continua al cerebro, a través del nervio óptico. Se calcula que mientras nos concentramos despiertos, el millón de células nerviosas que forman la retina está enviando de modo permanente al cerebro una cantidad de información equivalente a 100 Mb cada segundo. En la actualidad únicamente las redes informáticas más rápidas pueden alcanzar semejante velocidad para transmitir información.

Para llevar a cabo todas estas funciones tan complejas, el ojo solo necesita una pequeña cantidad de oxígeno y de algunas otras sustancias que se encuentran en los alimentos, como estas:

  • Vitamina A: Necesaria para la formación de la rodospina, el pigmento sensible a la luz que  se encuentra en las células de la retina. También  lo es para mantener la conjuntiva  (membrana que recubre el polo anterior del ojo) húmeda y en buen estado.
  • Carotenoides: Son colorantes naturales que se encuentran en los vegetales. Actúan como antioxidantes y evitan la degeneración macular de la retina.
  • Vitamina C y E: Son también antioxidantes que se encuentran casi exclusivamente en las frutas, hortalizas, frutos secos y germen de los cereales. Su carencia  favorece las cataratas y la pérdida de la visión.

Los alimentos vegetales, especialmente los que se mencionan en este blog, proporcionan los nutrientes que precisan los ojos para su buen funcionamiento.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *