FINANCIAR MI NEGOCIO

Finanzas y financiamiento

La mayoría de empresarios de la micro y pequeña empresa (MyPE) considera que uno de los
problemas principales que tiene que enfrentar es el financiamiento, ya sea para iniciar un negocio,
superar situaciones de déficit en su flujo de caja, o expandir sus actividades. En cualquiera de estos
casos, tienen dificultades para conseguir dinero.

Aunque en sus campañas publicitarias pareciera que las entidades financieras les dijeran a los
emprendedores, “pasa por caja a recoger el dinero,” la verdad es que nadie les dará efectivo “así no más.”
Tendrán que cumplir con una serie de exigencias dependiendo de la envergadura de su negocio.
En muchos casos, será necesario presentar garantías para respaldar una línea de crédito. También
pueden exigirle el aval de un tercero. Debemos señalar que en el campo de las microfinanzas
existen créditos que se otorgan sin respaldo de una garantía tradicional por montos muy pequeños;
sin embargo, el tipo de garantía que se solicita es de carácter solidario por parte de sus vecinos o
conocidos del solicitante.

En el sistema financiero es importante que el prestatario demuestre que está en capacidad de
pagar puntualmente el préstamo solicitado. Esta capacidad de cumplimiento se sustenta en la
viabilidad del proyecto o negocio, para cuyo financiamiento solicita el dinero. Ser “sujeto de
crédito,” es decir, tener historial de cumplidor de sus compromisos, es un requisito que cada día se
hace más indispensable. Los pagos a tiempo reflejan una administración financiera responsable y
abre el camino a otras y mayores líneas de financiamiento en el futuro. Actualmente, este tipo de
información es compartida por todas las entidades financieras, gracias a las centrales de riesgo.

 

A los morosos se le cierran todas las puertas y para los puntuales, llueven ofertas de créditos.
Cuando se cierran las puertas por ser morosos, lo que único que queda es recurrir a los prestamistas
informales o usureros, quienes otorgan préstamos con intereses muy elevados. A ello debemos
agregar el riesgo de encontrarnos con algún inescrupuloso que con artimañas se puede apoderar
de nuestra casa u otros bienes. Nuestra imagen crediticia se cuida también cuando al tener algún
incumplimiento en el pago de nuestras deudas acudimos inmediatamente a la entidad financiera
y exponemos nuestro problema. Debemos dar muestras de responsabilidad, desde la solicitud del
crédito hasta su cancelación total.
Tanto para evitar situaciones problemáticas en el manejo económico de la empresa, como para
acceder a los diversos productos financieros que el mercado formal ofrece para los empresarios
de la micro y pequeña empresa, este libro presenta valiosa orientación que permite optimizar el
proceso de toma de decisiones en dichos ámbitos. ¡Sáquele los mejores dividendos!

Descarga el libro gratis aquí

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *